Aprender a tener una buena agilidad mental es apasionante

Ponencia de Begoña Ibarrola: “¡Ser padre o madre es siempre emocionante!”
Vídeos que inspiran: “10 reglas para ayudar a tus hijos a portarse mejor”, de Álvaro Bilbao

Aprender a tener una buena agilidad mental es apasionante

Aprender a tener una buena agilidad mental es apasionante

Todos queremos ayudar a nuestros hijos a desarrollar todo su potencial (desde el punto de vista social, emocional y también intelectual). Para esto, parece muy importante ayudar a nuestros hijos a ejercitar su mente, a cultivar su agilidad mental para que puedan hacer frente con confianza a sus retos académicos y superar los desafíos de todo tipo que la vida les ponga por delante. Y aquí te ofrecemos algunas claves para ayudarte a fomentar en tu hogar la agilidad mental, porque, recordamos, si quieres cultivarla en tu hijo no debes olvidarte de dar ejemplo.

1.- Nunca dejar de aprender. Si contagias a tu hijo la pasión por aprender continuamente nuevas cosas, sin duda le ayudarás a tener una mente más ágil.

2.- Buscar nuevos desafíos. Ayudar a tus hijos a plantearse metas y retos nuevos hará que sientan que progresan, se superen y construyan una más sólida autoestima. Y en esto, en realidad, los niños son expertos: ¿qué es el juego sino un desafío constante? Desafíos matemáticos y ejercicios de lógica también pueden servir para poner a prueba nuestra mente.

4.- Conectar con la gente. Como nos decía el neuropsicólogo Álvaro Bilbao, “cuando queremos potenciar la inteligencia de una persona, estimular su memoria, lo mejor que podemos hacer es ponerlo frente a otro ser humano”. Mantener conversaciones, escuchar a los demás y fomentar la empatía es una manera, sin duda, de ejercitar la agilidad mental.

5.- No descuidar la actividad física. Una buena alimentación y evitar el sedentarismo ayudan a mantener la mente en plena forma. Como nos dice Álvaro Bilbao, “el cerebro es un gran consumidor de oxígeno. Con tan solo un 2% del peso corporal consume el 33% del oxígeno que está en nuestros pulmones. Ese oxígeno llega al cerebro gracias a un corazón que debe estar bien entrenado. Y la mejor manera de conseguirlo es implantar el ejercicio físico desde que somos pequeños”. Hacer ejercicio “nos permite reducir los niveles de estrés y aumentar el BDNF, una proteína que nos permite recordar mejor”.

6.- Leer. La lectura es un buen modo de mantener la mente ágil y en forma, de aumentar nuestro conocimiento, de comprender nuevos mundos, de meterse en la piel de otras personas y vivir cientos de emociones y experiencias. Apostar por un ocio constructivo, enriquecedor, es un buen modo de entrenar nuestra mente.

7.- Entrenar capacidades. Atención, concentración, memoria, son algunas de las capacidades necesarias para activar nuestro cerebro. Está demostrado que los niños que realizan actividades que estimulan y fortalecen sus capacidades, desarrollan una mayor agilidad mental, son más eficaces y creativos. Actividades como el ajedrez, la música o el método Kumon. “En los centros Kumon se puede observar cómo niños de infantil o primaria, son capaces y disfrutan resolviendo con agilidad retos superiores a su curso escolar”, nos dice una de las profesionales que trabaja con el método. “Y cuanto más capaz es el alumno, más disfruta” .

En Kumon saben muy bien cómo desarrollar la agilidad mental y ofrecen educación para toda la vida.

Sobre el autor

Gestionando hijos
Gestionando hijos

Gestionando hijos es un proyecto cuyo objetivo es colaborar con madres y padres en su labor educativa. Uno de los pilares fundamentales de una buena sociedad es apoyar la tarea de las madres y padres que lideran los hogares y la educación de sus hijos. Por eso, queremos acompañarles en este apasionante viaje educativo, aportando ideas, reflexiones y estrategias que les ayuden a conseguir ese objetivo, que entendemos que es el de todos. Esperamos que también el tuyo :)