Eduquemos niños extraordinarios…


Salto niña

Eduquemos niños extraordinarios…

 

Y dejemos de una vez por todas nuestro interés por que mejoren en todo aquello en lo que no son tan buenos y  que los hará adultos mediocres.

Momento clave en casa, llegan las notas escolares y nuestros ojos raudos y veloces, se van a las asignaturas que tienen la calificación más baja. Como padres y debido a nuestro sistema educativo, estamos obsesionados con las notas. Queremos que sean los mejores o por lo menos que puedan tener llegar a las oportunidades que desgraciadamente en algunos casos, pasa por esas notas.

“Si queremos ser extraordinarios reforcemos y trabajemos nuestras fortalezas y si por el contrario, preferimos ser mediocres, trabajemos nuestras debilidades” Pablo Riera presidente del Grupo PyA

 

Hoy en día tenemos niños apáticos, desmotivados, y con falta de atención… ¿Qué está pasando? ¿Qué ocurre? ¿Por qué parece tan difícil? ¿Podremos entonces trabajar sus fortalezas y pasiones para que en un futuro se dediquen a aquello que realmente se les da bien y les diferencia?

Para mí hay 4 ideas clave que les afectan hoy y que impide que descubramos y nos centremos en aquello que les hace únicos:

 

  1. Aburrimiento, hastío por cómo está establecido el sistema. Se aburren en clase, se aburren en casa, se aburren en general con casi todo menos con tecnología (aunque a veces hasta con esto, también).
  2. Falta de atención generalizada debido también a miles de estímulos externos. Olvidos continuos, no escuchan en clase, no están más de 5 minutos seguidos sentados.
  3. Exceso de cosas a las que tienen acceso, dispersión total. Si tengo tanto donde elegir es mucho más complicado centrarme. El cerebro salta de una cosa a otra, de un sonido o imagen a otra …
  4. Velocidad y más velocidad metida en la rutina diaria. Actividades extraescolares, clases de cada vez menos tiempo, adelanto de la adolescencia cuando todavía “no toca”…

Y ¿qué se puede hacer para que no se aburran, para que presten atención, para que se centren y para que en un futuro puedan ser extraordinarios?

Varias ideas que a mí me están funcionando:

  1. Aprovechar habilidades naturales.
  2. Empoderar fortalezas
  3. Usar las emociones.
  4. Diferentes entornos y experiencias.
  5. Mucho contacto con la naturaleza.

Aprovechar sus habilidades naturales

¿Qué es lo que hacen de manera natural desde que nacieron?, ¿qué les resulta fácil hacer sin casi darse cuenta? En el caso de Enma el dibujo, crear cosas (inventos), la oratoria y las deducciones y juegos de lógica. En el caso de David la concentración en los detalles mediante construcciones, montaje y desmontaje de lo que sea que lleve piezas y la investigación en general de cualquier cosa.

Cuando hacen cosas relacionadas con estas habilidades naturales, no hay aburrimiento ni desmotivación, sino todo lo contrario.

“Empoderar” sus fortalezas

Dando más valor a aquellas cosas en las que destacan que aquellas cosas en las que no. Porque en el momento en que apoyemos aquello en lo que son buenos y cada vez lo sean más, la sensación de autoconfianza, la autoestima y la autonomía aparecerán de manera gradual. Les reconozco constantemente de palabra a los dos aquello que hacen bien e incluso destacan. Siempre desde el punto de vista de “tienes una habilidad, tienes un regalo que se te ha dado, aprovéchalo”.

Y ¿cómo hago en casa? Haciendo que en el contexto en el que estemos en casa aparezcan este tipo de cosas.

-Enma ¿por qué no decoras tú la parte del salón con los adornos de Navidad?

Los regalos preferidos de toda la familia son los dibujos y dedicatorias que Enma siempre está dispuesta a elaborar en las ocasiones especiales, le encanta sentarse en su mesa con colores, purpurinas y demás enseres y dar rienda suelta a su creatividad.

-David ¿puedes ordenar el cajón de los cubiertos? ¿Guardas los CD ordenados en el armario?

Desde que apenas tenía 3 añitos le encanta montar y desmontar cualquier cosa. Le apasiona ver cómo funcionan todos los mecanismos desde el típico descorchador de vino que tras enroscar presionas las manivelas y sale el tapón hasta cualquier mecanismo automatizado que genere un movimiento.

En ocasiones estas habilidades y talentos naturales son muy visibles desde pequeños o por el contrario van apareciendo y haciéndose más visibles a  medida que van creciendo, tampoco se trata de obsesionarse con cuáles pueden ser sus puntos fuertes desde muy pequeños, es más bien ser conscientes que todos los niños tienen esas habilidades y que si identificamos que algo se les da bien y les apasiona, sepamos apoyarles y hacer que conviertan esas habilidades en talentos extraordinarios.

Acordaos de que “no somos conscientes de nuestro talento natural precisamente porque es natural para nosotros

Descubrir qué cosas hacen que aparezcan sus emociones

¿Con qué cosas les brillan los ojos? ¿En qué momento se emocionan y por qué? No olvidemos que las emociones consiguen fijar mucho más en nuestra memoria cualquier cosa más que cualquier proceso basado en la repetición porque ¿qué recuerdas con más intensidad de tu época de estudiante? Yo desde luego principalmente aquellas cosas que me motivaron más, como aquellas canciones que inventábamos para aprender los ríos, aquellas maquetas que elaborábamos con países, capitales y ciudades, aquel concurso de preguntas que tuvimos que preparar en equipo… Así que apliquemos la emoción en cualquier tipo de aprendizaje, o a cualquier interacción con ellos para ir descubriendo aquello que les encanta y les motiva.

Suelo al final del día tener a veces conversaciones de este tipo:

-Oye, ¿Qué ha sido lo mejor que te ha pasado hoy?

Respuestas David (5)

-no sé…

-¿Te lo has pasado bien en clase?

-Siiiiiiii

-¿A qué has jugado en el patio?

-A muchas cosas.

-¿Qué es lo que más te ha gustado?

-¡¡Los mosqueteros!!!!! (con tono emocionante) y ¿sabes? ¡en el vídeo de las letras del cole dicen al final una cosa de mucha risa!!!

Respuestas Enma (10):

-Mmmm no sé, ¿todo? (esta es la típica respuesta de mi hija cuando piensa “así acabo pronto y sigo leyendo. Ya está mi madre con sus cosas” ….ejem…..y yo para no ceder, persisto…)

-¿Todo? ¡qué bien! pues yo hoy…..(… le cuento la parte más emocionante de mi día) y entonces POR ARTE DE MAGIA, ella se acuerda de algo y sonriendo de oreja a oreja me dice:

-Ay mamá, ¿sabes lo que ha pasado hoy en el patio que me he reído mucho?…Y aquí aparece la verdadera Enma con su parloteo incesante brillándole los ojos mientras me cuenta algo.

Diferentes entornos y experiencias

Para que vayan poco a poco descubriendo talentos es necesario ofrecerles diferentes entornos y experiencias.

Contacto con la Naturaleza

.
Se nos ha olvidado que es una de las mejores cosas para que los niños se calmen y aprecien las pequeñas cosas además de que se desarrolle su curiosidad de manera natural. Y para los tiempos que corren tan tecnológicos, es una medicina para el cerebro infantil.

Así que si usamos las emociones en nuestro día a día con ellos, reforzamos aquello que hacen muy bien, potenciamos sus habilidades naturales en entornos diversos y experiencias (por ejemplo en la Naturaleza), ellos cada vez serán más conscientes de lo que les caracteriza y les apasiona. Y esto es clave en su futuro.

¿Qué tal si probamos?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *