Quiero que mi hijo esté bien preparado para la vida

Ninas científicas
Las niñas no se imaginan como científicas
Educación personalizada
Ana Roa: “¿Es válida una “talla única” cuando hablamos de educar?”

Quiero que mi hijo esté bien preparado para la vida

Todos queremos proporcionar a nuestros hijos la mejor preparación para la vida. Quizá por eso el abanico de actividades extraescolares es amplísimo, pues queremos que nuestros hijos en el futuro sepan inglés, robótica, chino, música, practiquen algún deporte… Pero lo cierto es que padres y madres podemos hacer mucho más para preparar a nuestros hijos para la vida que apuntarles a estas actividades. Todos los días, en la educación que damos en casa, podemos potenciar su confianza, satisfacer sus necesidades, enseñarles a tomar buenas decisiones e incluso entrenar importantes habilidades. En nuestra plataforma Gestionando hijos encontrarás muchas ideas brillantes que te ayudarán en esta tarea de la mano de expertos como Álvaro Bilbao, Heike Freire, Fernando Botella o Cristina Gutiérrez.

 

Heike Freire: En los espacios abiertos niños y niñas desarrollan mejor todas sus capacidades

La experta en innovación educativa defiende una educación en verde, es decir, más en contacto con la naturaleza, pues, recuerda, “es un entorno en el que el ser humano ha ido perfeccionando y desarrollando su organismo para adaptarse a él durante toda la historia de la Humanidad”. Chino, robótica, música  o inglés son actividades muy importantes, pero “también hemos de pensar en su bienestar físico y mental, tratando de satisfacer necesidades biológicas tan elementales como moverse, jugar o expresar su creatividad”.

Y es que, recuerda Heike, no hay como fijarse en cómo los niños se lo pasan jugando al aire libre y lo tranquilos, activos, creativos, atentos, sociables y empáticos que son gracias al contacto con la naturaleza. Heike insiste en que “el contacto con la naturaleza está integrado en la memoria genética de nuestra especie y los niños despliegan habilidades de forma natural cuando juegan al aire libre: subirse a los árboles, explorar un territorio, construir una cabaña, investigar los bichos y las plantas”. Y, concluye, para preparar a nuestros hijos para la vida, “no hay un sustituto para las vivencias, aprendizajes y experiencias que niños y niñas pueden tener en un entorno natural”.

Álvaro Bilbao: Tres cosas acerca del cerebro de tus hijos que te van a ayudar a darle toda la confianza

El neuropsicólogo Álvaro Bilbao apuesta por educar a nuestro hijo para que confíe en sí mismo, una capacidad que sin duda le ayudará a ir mejor por la vida. Y para conseguir este noble objetivo, Álvaro nos recuerda tres cosas. Primera, afirma que es un peligro contar mentirijillas a nuestros hijos para llevarlos por donde queremos, porque al hacerlo “se activa la ínsula, encargada, por ejemplo, de rechazar alimentos en mal estado”. Con este tipo de mentiras, “esa confianza se va desgastando”, así que, concluye, “mi recomendación es que no mientas a tus hijos”.

Otra de las cosas que nos cuenta Álvaro es que “cuando le damos  mensajes negativos, esa información se graba a fuego en el hipocampo, donde almacenamos toda la información sobre nosotros y el mundo, como que si metes el dedo en agua hirviendo te vas a quemar”. Si le damos mensajes negativos, como que “nunca te esfuerzas demasiado”,  “el cerebro almacena los mensajes negativos y los incorpora a su conocimiento sobre el mundo y sobre ellos mismos. Y no será capaz de meter el dedo en la tarea que es difícil, porque sabe que nunca se esfuerza lo suficiente”.  Los mensajes negativos obligan a nuestro hijo a “actuar de acuerdo con lo que su cerebro dice que pasa en el mundo”, de modo que la recomendación de Álvaro es que demos muchos mensajes positivos y minimicemos los negativos. .

Si queremos preparar a un niño para la vida, deberíamos tener mucho cuidado con sobreprotegerlo. Y así lo explica Álvaro, viajando de nuevo por el cerebro: “Cuando un  niño se enfrenta a una situación difícil se van a activar dos estructuras cerebrales importantes: la amígdala (una alarma que indica situaciones de peligro) y la corteza prefrontal (que se activa cuando hay que afrontar un reto). Conviven el miedo y la valentía”. Pero, “cuando resuelves un problema por él, esa parte que afronta los peligros se desactiva y la única parte que queda activada es la amígdala. Le estás enseñando a tu hijo que él no es capaz  y que ante una situación de peligro debe sentir miedo porque no ha entrenado la estructura del cerebro que le va a permitir afrontar las cosas con éxito”. Álvaro nos pide que no sobreprotejamos a nuestros hijos y que “si se equivocan no te preocupes porque de los errores va a aprender”.

Fernando Botella: Enseñemos a nuestros hijos a elegir

El experto en talento Fernando Botella considera que “la vida es la capacidad de elegir qué hacemos con nuestro tiempo”, así que opina que es muy importante enseñar a nuestros hijos a elegir. Dice Fernando que hay dos motores fundamentales desde los que podemos educar: desde el miedo o desde el amor. Y, por supuesto, aboga por educar desde el amor, “desde abrir abanicos de oportunidades para poder elegir”. Y es que enseñar a elegir, a tomar decisiones, a descartar, pero no desde el miedo, sino desde el amor a la vida, es muy importante para que nuestros hijos puedan ir por la vida.

 

Cristina Gutiérrez: Entrénate para entrenarlos para la vida

La directora de La Granja de Santa María de Palautordera y experta en educación emocional cuenta en una guía de varios vídeos de nuestra plataforma que los padres y las madres tenemos dos papeles: el de dar amor incondicional y el de entrenar a nuestros hijos para la vida. Para este segundo papel, debemos elegir qué habilidades queremos entrenar en nuestros hijos (responsabilidad, autoestima, fortaleza interior, comunicación positiva…) y practicar y practicar. Pero antes de todo esto, Cristina nos invita a educadores y educadoras a entrenar en las habilidades que nos gustaría, seguro, que tuviera un entrenador de nuestro hijo: “confianza,  empatía, autocontrol emocional, optimismo”.

 

Claves para que nuestros hijos estén mejor preparados para la vida

En resumen, si queremos preparar a nuestros hijos para la vida, podemos:

1.- Fomentar su seguridad en sí mismos ofreciendo mensajes positivos y no sobreprotegiéndolos, entendiendo el error como una oportunidad para aprender y rechazando que el motor desde el que eduquemos sea el miedo que paraliza.

2.- Satisfacer sus necesidades fundamentales como niños y niñas al juego libre con iguales, al contacto con la Naturaleza y a las actividades no dirigidas, lo que aumenta su bienestar físico y mental y fomenta su creatividad, su tranquilidad, su sociabilidad y su optimismo.

 3.- Ofrecer oportunidades a nuestros hijos para entrenar las habilidades que queremos que tengan para la vida, siendo coherentes con los objetivos a largo plazo y nuestras acciones a corto plazo (por ejemplo, si quiero entrenar su responsabilidad, no parece buena idea preguntar qué deberes tienen en el cole si se le ha olvidado apuntarlos).

4.- Entender que nosotros, padres y madres, también debemos entrenar habilidades para ser ejemplo para nuestros hijos e hijas. Parece buena idea pensar que las personas encargadas de la tarea de educar entrenemos nuestra empatía, nuestra confianza, nuestro autocontrol emocional y nuestro optimismo, tal como propone Cristina Gutiérrez.

Todos tenemos inquietudes educativas. ¡Y queremos buenas ideas para resolverlas! Por eso te proponemos que te suscribas a Gestionando hijos, encontrarás contenidos exclusivos que te ayudarán a saber más para educar mejor. Visita www.gestionandohijos.com/plataforma.  

Sobre el autor

Gestionando hijos
Gestionando hijos

Gestionando hijos es un proyecto cuyo objetivo es colaborar con madres y padres en su labor educativa. Uno de los pilares fundamentales de una buena sociedad es apoyar la tarea de las madres y padres que lideran los hogares y la educación de sus hijos. Por eso, queremos acompañarles en este apasionante viaje educativo, aportando ideas, reflexiones y estrategias que les ayuden a conseguir ese objetivo, que entendemos que es el de todos. Esperamos que también el tuyo :)