Marina Escalona: “Conscientes o no, los adultos somos maestros de vida”

Empresas y familias
Tomás Font: Las empresas que funcionan hacen lo mismo que las familias que funcionan
Vídeo El disfraz perfecto
El disfraz perfecto

Marina Escalona: “Conscientes o no, los adultos somos maestros de vida”

Ver más artículos sobre

Entrevista a María Escalona

Trimadre y fundadora de la iniciativa Aprendemos todos, Marina Escalona nos invitará a crecer para ayudar a nuestros hijos a crecer en su ponencia en nuestro próximo evento el 16 de diciembre en Madrid. Para Marina es importante crecer para ayudarles a crecer porque “ la vida se renueva con cada vida que llega, y si no nos renovamos igualmente quienes la sostenemos y cuidamos nos quedamos atrapados en un sitio que tarde o temprano nos aleja de ella, de nuestros hijos”. Subraya que “gracias a nuestros hijos, la vida nos trae oportunidades muy ricas de cambio y renovación” y considera que “la clave está en seguir sintiéndonos aprendices”

  • ¿Por qué el título “Crecer para ayudarlos a crecer”? ¿Crees que los adultos pensamos que ya no tenemos que crecer ni aprender?

Sí, desgraciadamente creemos que nuestra formación acaba cuando terminamos nuestros estudios, pero cuando tenemos hijos es cuando la vida pone a prueba nuestro verdadero desarrollo y preparación. Tendemos a educar tal y como lo hicieron nuestros padres, pero no siempre sirve. Cada nueva generación tiene sus retos y necesita nuestros re-ajustes. Especialmente hoy en día.

La incertidumbre sobre el futuro puede hacernos sentir a los padres más inseuros que nunca. Por eso es importante estar sólidamente anclados en nosotros mismos, y eso supone re-mirarnos y seguir aprendiendo.

 

  • ¿Qué mensaje fundamental quieres dejar en tu ponencia? ¿Con qué poso te gustaría que se quedara el público?

Me gustaría compartir que gracias a nuestros hijos la vida nos trae oportunidades muy ricas de cambio y renovación. ¿Cuántas veces nos peleamos con lo que estamos viviendo, pues se aleja del camino que habíamos trazado? Pero si somos capaces de elevar la mirada sobre dichas circunstancias, podemos ver hasta qué punto podemos crecer en estas dificultades. Detrás de un NO, siempre hay un SÍ más verdadero.

Detrás de un reto un niño esta midiendo la dimensión de nuestro amor y aceptación. Internamente dicen: “¿Cuántos de tus esquemas mentales estás dispuesto a revisar para verme, para aceptarme tal y como soy, para ayudarme a ser lo que he venido a ser?”

“Acercarnos a nuestros hijos sabiendo que no tenemos todas las respuestas, pero sí un amor mayúsculo”

  • ¿Por qué educar lleva implícito auto-educarnos?

Porque la vida se renueva con cada vida que llega, y si no nos renovamos igualmente quienes la sostenemos y cuidamos nos quedamos atrapados en un sitio que tarde o temprano nos aleja de ella, de nuestros hijos. Pensemos cuantos miedos, creencias y programas les pasamos sin revisar, sin pensar si a ellos les sirven, si es lo que necesitan, y si nos siguen sirviendo a nosotros. A veces permanecemos en sitios estrechos por comodidad, por no tener que enfrentarnos a la incomprensión del entorno o a la valentía e incertidumbre de cualquier movimiento nuevo.

  • ¿Cómo podemos los adultos tomarnos la educación de nuestros hijos como una oportunidad para aprender, crecer y auto-educarnos?

Creo que la clave está en seguir sintiéndonos aprendices. Acercarnos a nuestros hijos sabiendo que no tenemos todas las respuestas, pero sí tenemos para ellos un amor mayúsculo; una disposición a encontrarnos con ese ser humano que ha venido a través de nosotros pero cuyo desarrollo puede estar lejos de nuestras expectativas iniciales. Hay aprendizajes que ocupan toda una vida pues son consustanciales a nuestra humanidad. Aprendemos todos todo el tiempo. Es inevitable si no queremos quedarnos atascados en creencias y actitudes repetitivas. Sin evolución. La vida progresa siempre, hagámoslo con ella.

  • Eres trimadre. ¿Qué dirías que es lo más importante que has aprendido en esta experiencia?

He aprendido a ver a cada uno de mis hijos con la suficiente distancia como para dejarles ser ellos mismos. He intentado ser compañía y contención en vez de dirección e imposición. He aprendido a ver lo que cada uno necesita de mí, que no siempre es lo mismo ni en la misma medida. Soy una persona normal, con mis luces y mis sombras, pero intento, en la medida que puedo, ser una honesta y fiable compañía para cada uno de ellos. Por eso soy tri-madre.

Aprendemos todos nació con la ilusión de ayudar a padres y profesores a crecer para que ellos, a su vez, puedan ayudar a crecer a sus hijos y alumnos. No hay otra. Conscientes o no, los adultos somos maestros de VIDA, y en la medida que ganemos para nosotros verdad, amor, creatividad, fortaleza…lo ganamos para ellos. No hay aprendizaje verdadero que no llegue desde el ejemplo, desde la coherencia de lo decimos y hacemos. Somos los responsables del ambiente emocional en el que crecen. Hay un lugar de poder interno que nos aguarda a cada uno de nosotros y los niños nos lo piden, pues solo así podrán ellos alcanzarlo igualmente.

Cualquier niño debiera acabar el colegio con un conocimiento mayor de sí mismo y de lo que quiere y puede aportar a la sociedad.

Dicho conocimiento se da en el encuentro consigo mismo, con otros niños, con los adultos, y con las ricas y diversas experiencias que van dando respuesta a las preguntas internas que crecen con él. Por eso debemos acompañar sus naturales crisis vitales, y ser la contención y el ejemplo que necesitan, además de nutrir su parte emocional, creativa y trascendente.

  • ¿Por qué te has animado a participar en el encuentro Gestionando hijos?

Creo que Aprendemos todos y Gestionando hijos tenemos una aspiración común. Ambos creemos en el necesario e inevitable encuentro entre padres y profesores, pues no puede haber una verdadera y rica educación sin él. Ambos defendemos que la educación lo es todo, y que una sociedad avanza en la medida que va haciendo sus ajustes y revisiones para atender las necesidades de sus miembros más jóvenes.

Esto pasa por mirar a los niños con verdaderas ganas de verlos, y no con el velo de los programas o expectativas que tenemos para ellos. No podemos seguir dejando a un lado sus preguntas, sus necesidades, sus tiempos, y la búsqueda de un sentido vital que nos ocupa a todos, también a los niños.

Hacen falta muchos compañeros para este preciosos viaje. Juntos, sin duda, llegaremos más lejos y hay mucha alegría en este encuentro.

¿Te apasiona la educación? ¡A nosotros también! Nos importa tanto que hemos creado una plataforma con contenidos inspiradores que renovarán tu entusiasmo por educar, te invitarán a reflexionar y debatir y te ofrecerán guías para educar con más conciencia. www.gestionandohijos.com/plataforma

 

Sobre el autor

María Dotor
María Dotor

Tener solo unas líneas para presentarse no es fácil. Espero hacerlo bien ;-) Soy periodista y amante de la educación. Una de mis frases favoritas es: “La educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo” de Paulo Freire. Por eso creo que es tan importante tomárnoslo en serio. Por eso, y porque educar es el más apasionante e importante de los viajes. ¿No crees?