Opinan nuestros expertos: Profes y padres, los mejores socios


lápices mari-pi-11701

En el Pacto por la educación en equipo, apostamos por entender que profesores y padres son los mejores socios para conseguir que nuestros hijos y alumnos reciban una educación integral y se formen como personas con fuertes valores, curiosidad, deseo de aprender y superarse, buena autoestima… La opinión de nuestros expertos es clara: padres, madres y profesores somos los mejores socios para la aventura más trascendente y apasionante: la educación de las generaciones futuras. Os animamos a uniros a un movimiento de compromiso por el entendimiento, la colaboración y la mejora de la educación, porque esto solo se puede lograr con la implicación de los que, como nos dijo Javier Palop, director de la Fundación SM, movemos la educación de verdad: padres, madres y profesores. Para más información y para unirte al movimiento, visita la web sobre el Pacto por la educación en equipo. 

Carles Capdevila:”A un niño le da mucha tranquilidad saber que su padre y su maestro están de acuerdo”

En una entrevista, Carles Capdevila nos recuerda que “los padres y las madres a veces tenemos una tendencia a estar tan al lado de tu hijo que el profesor es casi tu rival”. Esto hace, nos dice el periodista, que padres, madres y profesores “estemos demasiado tensos, los padres y los maestros desconfiamos demasiado, nos criticamos delante de la puerta del cole. Es como cuando un aficionado silba a su propio portero, no se puede hacer, hay que animarlo”.  Carles considera que “es incompatible dejar a tu hijo con alguien y no confiar en él. Si le dejas con esa persona, confías en él, le das autoridad, lo respetas y lo quieres”.

Y esa actitud de querer, respetar y confiar en los profesores no solo nos beneficia a los adultos. Carles tiene claro que “a un niño le da mucha tranquilidad saber que su padre y su maestro están de acuerdo”.  Capdevila cree que deberíamos repetirnos como un mantra que “somos del mismo equipo, los profes son nuestros héroes: les dejamos lo más importante de nuestras vidas, pues vamos a prestigiarles y a quererles”. A los profesores, tan acostumbrados al desprestigio y la crítica “hay que animarles y recordarles que un buen maestro te deja huella para siempre. A los maestros les sometemos a mucha presión, hablamos mal de ellos y necesitan cariño, como todos necesitamos cariño. Mi motivación es reconocer públicamente que son nuestros socios y aplaudirlos”.

Carles nos anima a cambiar el relato tenso que hacemos de nuestra relación entre padres y profesores y pide a padres que pensemos: “Tengo una buena escuela, con una buena maestra y ahora cuando le deje a mi hijo voy a sonreírle y le diré “Gracias, porque somos un equipo y porque necesitamos maestros y profesores motivados”. Es importante que reivindiquemos que no hay nada más importante que ser maestro, por eso os pido hoy que por la mañana os levantéis y agradezcáis a los maestros el trabajo que hacen”.

Eva Bach: “Los padres tenemos que estar convencidos de que nuestros hijos están en buenas manos”

La maestra y madre usa una buena metáfora para que entendamos por qué es importante que colaboremos:  “Familia y escuela vamos en la misma barca. En ocasiones nos miramos, cooperamos, nos hablamos y nos coordinamos. En ocasiones nos ponemos de espaldas, no nos miramos, no nos hablamos, no nos organizamos. Y entonces no avanzamos. Y los niños están en el agua, esperando que nos pongamos de acuerdo”.

Para Eva, uno de los principios que nos pueden ayudar a hacer buen equipo es la confianza. Y la formula así:  “Los padres tenemos que estar convencidos de que nuestros hijos están en buenas manos”. Como en todo buen equipo, por otro lado, cada uno tiene que tener claras las funciones del otro y no caer en el error del que nos habla Eva:  “algunos padres pretendemos decir a los profesores cómo lo tienen que hacer o qué tienen que hacer al enseñar” y en ocasiones “hay profesores que piensan que son mejores que los padres de sus alumnos, se sitúan en una posición de superioridad y desde ahí aleccionan”.

Ya lo veremos más adelante cuando hablemos en concreto de cómo abordar los conflictos o diferencias de opiniones entre profes y padres, pero Eva Bach recuerda que no es necesario estar de acuerdo en todo, “lo único que necesitan los niños y las niñas es que las personas responsables de su educación nos respetemos y nos validemos entre nosotros. Cuando nos validamos ganan ellos y ganamos todos”. Y para validarnos, es importante transmitir emociones positivas y un mensaje positivo a nuestros hijos sobre el colegio. Eva ve necesario “tratar de ver algo positivo en los profesores de nuestros hijos para luego transmitirlo a nuestros hijos” y forjar una alianza “con sus profesores a favor de nuestros hijos. No debemos exigirles lo que no les corresponde darnos, ni proyectar en la escuela todo lo que nos supera y pedirles que arreglen todo lo que no sabemos arreglar”.

Como Carles, Eva ve muy necesario “restablecer el prestigio de la profesión docente, porque es la única que enseña y ayuda a desarrollar todo el resto. Tenemos que contribuir a que los profesores sean mirados con toda la autoridad y todo el respeto”.

Carmen Cabestany: “Para dar pasos firmes por la vida, necesitan que una mano la sostengan sus padres y otra sus profesores”

La profesora de Secundaria y secretaria de la asociación NACE No al Acoso Escolar  estuvo presente en la presentación del Pacto por la educación en equipo en el Círculo de Bellas Artes y subrayó que “los niños tienen dos pies y dos manos. Para dar pasos firmes por la vida, necesitan que una mano la sostengan sus padres y otra sus profesores”

María Jesús Álava Reyes: ““el equipo más importante de la vida de nuestros hijos es el que formemos los padres con sus profesores

Por su parte, María Jesús Álava Reyes, famosa psicóloga y autora de libros como El no también ayuda a crecer,  también dejó claro en la presentación del pacto que “el equipo más importante de la vida de nuestros hijos es el que formemos los padres con sus profesores. Si lo hacemos bien, los niños serán los principales beneficiados”.

Alba Castellví: “Tomar conciencia de la necesidad de esta complicidad es el primer ingrediente fundamental para una educación integral de calidad de los niños”.

La formadora de padres, madres y profesores considera que el Pacto por la educación en equipo es una iniciativa “muy loable”. Para Alba, que conoce muy bien la relación escuela-familia y apuesta porque esta relación sea de complicidad, “tomar conciencia de la necesidad de esta complicidad es el primer ingrediente fundamental para una educación integral de calidad de los niños. Cuando familia y profesorado trabaja codo con codo, los resultados educativos son mucho mejores”. La colaboración estrecha entre padres, madres y profesores es enriquecedora: “Unos y otros tienen miradas sobre el niño que son complementarias, que se enriquecen mutuamente. La responsabilidad educativa es compartida, y por ello padres y maestros han de colaborar para lograr juntos el objetivo común”.

Eva Millet: “La colaboración familia/escuela es básica”

La autora del libro Hiperpaternidad afirma que “la colaboración familia/escuela es básica en este siglo pero cuando se cruzan unas líneas rojas, esta colaboración se convierte en intromisión y todos sufren, en especial, los niños”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *