21 días usando TikTok: ¿qué tiene esta red social que tanto engancha a los jóvenes?

¿Cómo abordar momentos estresantes con nuestros hijos?
«Educación emocional a través de los cuentos», por Begoña Ibarrola

21 días usando TikTok: ¿qué tiene esta red social que tanto engancha a los jóvenes?

Advertimos mucho del riesgo que entraña un mal uso de las tecnologías y de las redes sociales, ya sea en lo relativo a la sobreestimulación, a la creación de ideales virtuales, a las adicciones, etc. Sin embargo, con redes como Facebook, Instagram o Twitter podemos hacernos una idea de lo que son y para qué sirven, justamente porque muchos de nosotros también las utilizamos.

¿Pero y qué pasa con TikTok? Esta red social, antes conocida como Musical.ly, experimentó un tremendo boom durante el confinamiento, llegando a convertirse en la red social del momento, y sigue con su crecimiento exponencial alrededor del mundo. Por eso hemos querido saber de qué trata TikTok, qué contenidos se comparten, cómo funciona, quién la usa… pero, sobre todo, ¿por qué engancha tanto? Para ello hemos hecho el experimento de 21 días usando TikTok, ¿queréis saber lo que hemos descubierto?

Las preguntas más frecuentes sobre TikTok

TikTok es una red social en la que los usuarios publican y visualizan vídeos cortos, que en la actualidad pueden durar hasta un minuto. Cuando comenzamos este experimento nos topamos con una funcionalidad y una terminología completamente nueva, por lo que vamos a intentar explicaros todas las claves de esta red social respondiendo a las principales dudas respecto a la misma:

¿Qué es un trend?

Un trend es una tendencia. Las tendencias en TikTok funcionan de la siguiente manera: una persona sube un vídeo, por ejemplo, bailando una coreografía o contando algo interesante o gracioso. Luego, otro usuario de esta red social coge el audio del primer vídeo y se graba a sí mismo repitiendo la coreografía o haciendo una especie de playback. Cuando un vídeo/audio se convierte en tendencia, debido a la repercusión global de TikTok, puede acabar siendo reproducido alrededor del mundo.

¿Solo la gente joven tiene TikTok?

No. Si bien es verdad que hay una gran masa de usuarios tiktokeros que son jóvenes (se estima que entre 7 y 16 años), también hay una gran cantidad de usuarios adultos. Aunque empezó siendo una red social protagonizada por niños y adolescentes, poco a poco los adultos han ido encontrando su lugar y ocupando su propio espacio.

Los usuarios de TikTok solo se dedican a bailar o cantar…

Falso. Sí que hay muchos vídeos en los que se baila y canta, pero como en todas las redes sociales, cada persona muestra lo que se le da bien o le gusta, por lo que hay contenido muy diverso: maquillaje, humor, manualidades, cocina, deporte, cotilleo, periodismo, reflexiones, divulgación (al igual que en otras redes, profesionales de múltiples áreas han aprovechado para difundir sus conocimientos, por ejemplo nos hemos topado con enfermeros, psicólogos, médicos, sexólogos, farmacéuticos, científicos…).

¿Por qué causa tanta adicción?

Esta era una de las preguntas principales que nos hicimos al empezar este experimento. Pensamos que al estar advertidos, al ir con pies de plomo, al saber que se trataba de un experimento… la experiencia no nos “engancharía”. Y cuando no te das cuenta, llevas casi una hora deslizando vídeos.

La usabilidad de esta red social es muy intuitiva, además de que te proporciona vídeos instantáneos que puedes elegir ver o no dependiendo de si crees que te va a gustar o no. Decisiones que tienes que tomar en milésimas de segundo, mientras sigues pasando o deteniéndote a ver un contenido determinado.

Por otra parte, no nos olvidemos del algoritmo de esta aplicación. Cuando empiezas a utilizarlo, TikTok te muestra vídeos de muchísima variedad. Pero poco a poco va empezando a conocerte, y empieza a mostrarte vídeos cada vez más ajustados a tus gustos, teniendo en cuenta los segundos que has estado viendo un vídeo determinado, los temas que pasas rápidamente, los temas a los que das like… En definitiva, cada vez los vídeos que se te muestran se corresponden más con temas que pueden entretenerte, con la intención de que estés el máximo tiempo posible usando esta red social.

Todo esto es peligrosísimo. Estamos hablando de que personas adultas que saben los riesgos que conllevan pueden ser fácilmente seducidas por esta red social, imaginemos el efecto que puede tener en nuestros hijos e hijas.

En este punto os recomendamos ver la ponencia de la psiquiatra Marian Rojas, “Cómo educar para que les pasen cosas buenas a tus hijos”, en las que nos explica por qué las redes sociales fueron diseñadas intencionadamente para ser adictivas.

¿Existe algo que los padres podamos hacer para supervisar la actividad de nuestros hijos e hijas en TikTok?

TikTok nos ofrece varias opciones a madres y padres para supervisar lo que hacen nuestros hijos en esta red social o hasta dónde queremos permitirles que tengan acceso.

  1. Condiciones de privacidad. TikTok es una red social en la que puedes tener 10 seguidores, subir un vídeo, irte a dormir, y al levantarte descubrir que te has hecho viral con millones de reproducciones. Y os preguntaréis… ¿pero es tan fácil? Sí, no exageramos, convertirse en viral es muchísimo más fácil que en cualquier otra red social. Por eso son tan importantes las condiciones de privacidad de nuestros hijos e hijas. Esta opción permite poner la cuenta pública o privada, permitir o no la descarga de los vídeos publicados y elegir quién puede enviarle mensajes o dejar comentarios (nadie, sus amigos o toda la comunidad de TikTok).
  2. Opción desintoxicación digital. Con esta opción se puede configurar un tiempo determinado para estar delante de la pantalla y, una vez pasado este tiempo, es necesario introducir un código para seguir usando la app.
  3. Modo restringido. Esta opción permite regular la aparición de contenidos inapropiados.
  4. Modo de Sincronización Familiar. Mediante esta opción las madres y padres pueden enlazar sus cuentas con las de sus hijos, permitiendo configurar desde sus propias cuentas las opciones que hemos mencionado antes.

Estas son las conclusiones a las que hemos llegado con nuestro experimento. Si tenéis más preguntas o queréis contarnos vuestras opiniones, no dudéis en comentárnoslas en nuestras redes sociales.

Spread the love

Sobre el autor

Marina Borràs
Marina Borràs
Cuando era pequeña me sentaba a diez centímetros de la televisión para ver las noticias todas las mañanas antes de ir al cole. Cuando crecí un poco, se dieron cuenta de que la razón por la que me acercaba tanto al televisor era porque necesitaba gafas, aunque yo prefiero pensar que por aquel entonces ya había encontrado mi pasión: de mayor quería ser periodista. Y así fue. Estudié periodismo y comunicación política, y sigo formándome en los temas que me apasionan: educación, igualdad de género y nuevas tecnologías.