Claves para inculcar en nuestros hijos una actitud autodidacta

Carta de una madre: «Mi hijo tiene una enfermedad rara mitocondrial»
7 grandes lecciones que nos dio José Mujica en su discurso de despedida

Claves para inculcar en nuestros hijos una actitud autodidacta

Después de que una pandemia obligase a nuestros hijos e hijas a abandonar el colegio en los tres últimos meses de curso y que sigue obligando a muchos estudiantes a seguir las clases de forma mixta e incluso 100% online, ha quedado más patente que nunca la necesidad de conseguir que nuestros hijos sean autodidactas y enseñarles que el aprendizaje no se limita al ámbito escolar, sino que es un acto de desarrollo personal que deben trabajar con responsabilidad, sea donde sea, se encuentren en un centro escolar o en casa, tengan la compañía y el apoyo de un docente o no.

Pero ya antes de esta situación esta cualidad era totalmente necesaria. Hay estudios que dicen que el 60% de los niños que están actualmente en el colegio trabajarán en profesiones que aún no existen. Es obvio que vivimos en una sociedad cambiante, que nos obliga a actualizarnos, reciclarnos continuamente. Y esto requiere un perfil de alumnos diferentes, alumnos muy autónomos, con una alta motivación y con gran capacidad de aprender: Son alumnos autodidactas.

Pero, ¿sabemos realmente qué hay detrás de un niño o niña autodidacta? ¿Cómo piensa? ¿Qué capacidades ha tenido que desarrollar?

Hablamos con los profesionales de Kumon, la única metodología educativa cuyo objetivo es precisamente desarrollar en los niños esa actitud y ese comportamiento autodidacta, y nos damos cuenta de que el autodidactismo es mucho más que un niño cogiendo un libro y aprendiendo solo.

La actitud de un niño autodidacta queda reflejada en la siguiente imagen:

Detrás de cada una de las acciones de un alumno responsable y autodidacta, hay una serie de hábitos y capacidades muy concretas que hemos tenido que ayudarle a desarrollar:

  1. Curiosidad, motivación y ganas de aprender.
  2. Autoconfianza.
  3. Implicación y responsabilidad sobre su proceso de aprendizaje.
  4. Atención, concentración y determinación para realizar una tarea.
  5. Observación, análisis y reflexión profunda, antes de pasar a la acción.
  6. Asimilar conocimientos y aplicarlos inmediatamente a los nuevos aprendizajes.
  7. Encontrar de forma inmediata la forma más eficaz de obtener una respuesta.
  8. Estudiar y trabajar con efectividad y eficacia.
  9. Evaluar, comprobar y verificar sus hipótesis, identificando los errores y aprendiendo de ellos.
  10. Gestionar su aprendizaje con rutinas y hábitos diarios que favorecen su máximo desarrollo intelectual.

Un niño con todas estas capacidades será, sin lugar a dudas, un alumno brillante y profesional competente, capaz de ofrecer lo mejor de sí mismo a la sociedad.

Qué podemos hacer las madres y padres para fomentar esa actitud autodidacta

La actitud autodidacta no es innata. Hay que trabajarla, y aquí tenemos un papel fundamental las madres y padres. Nosotros somos los encargados de observar, guiar e impulsar su motivación y sus capacidades de aprendizaje. Los orientadores del método Kumon nos ofrecen algunos consejos fundamentales en este proceso:

  • Seamos pacientes, el proceso de aprendizaje siempre es a medio – largo plazo.
  • Tengamos en cuenta sus emociones y el efecto que podemos provocar con la valoración que hagamos de su proceso de aprendizaje.
  • No veamos sólo el resultado, descubre cómo aprende tu hijo, cómo mejora, cómo evoluciona, el esfuerzo que hace…
  • Planteemos retos adecuados a sus capacidades y practiques con ellos para que se planteen nuevos retos sin tu ayuda.
  • Guiemos sus pasos hacia objetivos concretos
  • Impulsemos su desarrollo reconociendo cada día su esfuerzo.

Además, nos recuerdan que:

  • Un alumno autodidacta siente pasión por aprender, y desde Kumon, nos recuerdan que:
  • Sin emoción no hay aprendizaje. La emoción despierta el interés, la curiosidad y la atención plena.
  • La sensación de logro incrementa las ganas de aprender por uno mismo.
  • La motivación nace de la emoción por aprender y se consolida experimentando esa sensación de haberlo logrado por uno mismo.

En Kumon saben que todos los niños tienen un enorme potencial, su trabajo es descubrirlo y ayudarles a desarrollarlo. Si deseas plantear tu caso personal a uno de los orientadores Kumon, puedes solicitar una entrevista en tu centro más cercano. El diagnóstico es gratuito y hasta el 31 de octubre también es gratis la matrícula.

Spread the love

Sobre el autor

María Dotor Ruiz
María Dotor Ruiz
Tener solo unas líneas para presentarse no es fácil. Espero hacerlo bien ;-) Soy periodista y amante de la educación. Como dijo Nelson Mandela, creo firmemente que "la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo". Por eso creo que es tan importante tomárnoslo en serio. Por eso, y porque educar es el más apasionante e importante de los viajes. ¿No crees?