Series para ver con tus hijos adolescentes: «Las del Hockey»

Dejen de hacer juego
Los que se pelean se desean

Series para ver con tus hijos adolescentes: «Las del Hockey»

Cartel Las del Hockey - Netflix

Parece que cuando nuestras hijas e hijos entran en la adolescencia cada vez es más complicado establecer vínculos con ellos o encontrar momentos que pasar juntos y disfrutar en familia. Y no os vamos a negar que la adolescencia puede ser una etapa un poco más complicada, pero tenemos muchas opciones para intentar acercarnos a nuestros pequeños adultos. Hoy os traemos una idea para pasar tiempo con nuestros hijos e hijas y que es, a la vez, una buenísima oportunidad para sacar ciertos temas y tener conversaciones que nos vendrán genial para estrechar la relación con ellos. Así que ya sabéis, apuntad el nombre de esta serie y las razones que os vamos a dar para verla con vuestras hijas e hijas adolescentes: “Las del Hockey”, disponible en Netflix.

¿Por qué ver “Las del Hockey” con tu hija/o adolescente?

“Las del hockey” es una serie cuya historia gira alrededor del día a día de un equipo de hockey formado por chicas adolescentes que están estudiando bachillerato. Mientras que el club insiste en menospreciar al equipo femenino, incluso amenazan con acabar con él, las chicas del hockey se unen para luchar por el deporte que les apasiona y denunciar el trato desigual que el club tiene con el equipo femenino y el masculino.

A priori puede parecer una serie para adolescentes, pero no lo es (exclusivamente). La trama también narra las historias de los padres y madres de las chicas del hockey y sus problemas cotidianos, por lo que no solo nuestros hijos pueden verse reflejados en los personajes; nosotros, los adultos, también. Además, los capítulos de esta serie tratan temas que nos pueden servir para comprender mejor a nuestros hijos adolescentes, así como de excusa para entablar ciertas conversaciones con ellos.

1. Reivindicación del deporte femenino

Todos nos sabemos la teoría. Y la teoría cuenta que hace tiempo que se superó eso de “a las chicas no les gusta el fútbol” o “si es chica, mejor que se apunte a danza”, ¿no? Sin embargo, en la práctica la realidad es que se sigue menospreciando e infravalorando el deporte femenino. Y esta serie lo muestra a la perfección. Las protagonistas luchan por que se mantenga su equipo y por tener los mismos derechos y beneficios que el equipo masculino. Y lo hacen de forma que son capaces de ponernos la piel de gallina, porque ellas lo tienen muy claro: “Juntas somos imparables”.

2. Trata abiertamente temas relacionados con la sexualidad

La perspectiva con las que las ficciones televisivas tratan ciertos temas es súper importante. En otro artículo en el que hablábamos sobre la homosexualidad, llegábamos a la conclusión de que la mejor opción de tratar este tema con nuestros hijos e hijas era la normalización. Y esta es la clave de esta serie. Dos de las protagonistas son lesbianas y otra de ellas es bisexual, y la trama no se centra -como suele pasar- en la salida del armario de alguna de ellas o en la no aceptación de su condición sexual por parte de sus familiares, perspectivas que sí solemos ver más a menudo. En este caso, el enfoque es distinto; se trata con completa normalidad, al igual que se hace con las demás protagonistas heterosexuales y sus historias amorosas. Pero, además de tratar con naturalidad las diferentes condiciones sexuales, también abarca otros temas relacionados con la sexualidad como:

  • El inicio de las relaciones sexuales y la presión social por “perder la virginidad”
  • El consentimiento sexual dentro de una relación de pareja entre adolescentes
  • La reivindicación de los diferentes tipos de cuerpos
  • La diversidad de relaciones amoroso-afectivas

3. La complicada relación madres/padres e hijas/hijos

También es muy interesante ver las diferentes relaciones que tienen las protagonistas con sus padres y madres y cómo estos se las apañan para sobrellevar la adolescencia de sus hijas. Esta es una de las razones por las que madres y padres podemos sentirnos identificados con la trama de la serie. Temas como por ejemplo qué hacer cuando pillas a tu hija fumando porros, cuando tu hijo llega borracho a casa tras un botellón, cómo afrontar la pérdida de un familiar cercano, la conciliación laboral y familiar… Entre muchos otros.

4. Puesta en valor de la amistad y el trabajo en equipo

“Las del hockey” es un ejemplo ideal para que nuestras hijas e hijos vean la importancia de trabajar en equipo y de estar unidas para reivindicar aquello que les parece justo. Esta serie rezuma valores como la amistad, el respeto y la sororidad. Y nos encanta.

5. Problemas que tienen los adolescentes en su día a día

Por último, también nos parece importante destacar ciertos temas que trata la serie en relación con los problemas que atraviesan nuestros hijos e hijas durante la adolescencia en unos tiempos marcados por los dispositivos tecnológicos y las redes sociales. Temas que nos pueden servir también para intentar ver el mundo desde su perspectiva y abrir conversaciones con ellos sobre cómo se sienten al respecto.

  • Cómo compaginar los estudios con las actividades extraescolares
  • Cómo atravesar el divorcio de los padres
  • Peleas y discusiones entre amigas
  • La ansiedad en adolescentes
  • Inicio en el consumo de alcohol y drogas
  • Abandono de los estudios y consideración de otras opciones (trabajar, formación profesional…)
  • Gestión de las redes sociales y problemas que pueden surgir (acoso, sobreexposición…)
  • Cómo los problemas de los padres pueden afectar psicológicamente a sus hijos
Spread the love

Sobre el autor

Marina Borràs
Marina Borràs
Cuando era pequeña me sentaba a diez centímetros de la televisión para ver las noticias todas las mañanas antes de ir al cole. Cuando crecí un poco, se dieron cuenta de que la razón por la que me acercaba tanto al televisor era porque necesitaba gafas, aunque yo prefiero pensar que por aquel entonces ya había encontrado mi pasión: de mayor quería ser periodista. Y así fue. Estudié periodismo y comunicación política, y sigo formándome en los temas que me apasionan: educación, igualdad de género y nuevas tecnologías.