Padres y madres helicóptero: ¿eres uno de ellos?
Juan Llorca: “El error es ver el ‘momento comedor’ como un mero trámite, y no como un momento educativo más del día”

Una conversación que lo mejoró todo

Su hijo, de 11 años, está diagnosticado de TDAH. Ella, la madre, siempre ha estado muy implicada en la vida escolar, en su educación. Una conversación hizo que todo cambiara.

  • “Queremos educar bien, pero es difícil. No hay respuestas únicas para un mismo problema. Si, además, tienes un hijo con TDAH la cosa se complica”, me dice Concha, a quien conocí hace unos días en un evento educativo. Ella trabaja en una empresa del sector educativo, así que sabe bien de qué habla.

Nos conocimos cerca del stand de su empresa. Ella había escuchado hablar de Gestionando hijos y me hizo saber que la idea de promover el equipo educativo a través de la colaboración entre familias y escuelas le resultaba especialmente interesante.

  • “Creo que mi mayor éxito educativo – empezó inesperadamente a hablar – empezó el día que fui a reunirme con la profesora de mi hijo. Yo no estaba contenta, creía que le exigía mucho. Le veía agobiado y consideraba que no podía pedirle tanto a un niño con su problema como a otros niños. No estaba contenta y fui a decírselo de buenas maneras, al tiempo que muy preocupada, porque creía que mi hijo lo estaba pasando mal. Aunque sea obvio ,prefiero aclararte que no le dije a mi hijo nada de mi preocupación, ni critiqué jamás la actuación de su profesora” – me hace saber Concha que comparte con satisfacción el inicio de su relato.
  • “Algo debió de suceder en la reunión que te pareció extraordinario para que digas que es tu mayor éxito educativo” – le planteo con curiosidad.
  • “En realidad, no ocurrió nada extraordinario. O sí” – me mira con una sonrisa, haciendo que el desenlace de su historia se haga desear – .“La profesora me escuchó con atención y paciencia a pesar de que la critiqué, yo no podía evitar mostrar mi desencanto. Creía que estaba siendo injusta con mi hijo”. Pero ella me sonrió con dulzura, con tranquilidad, y me dijo: “Entiendo perfectamente que estés preocupada por Hugo (es un nombre inventado). Eres una buena madre, gracias por venir y contarme lo que sientes. Te voy a pedir algo muy importante. Que confíes. A él le viene muy bien que le exija mucho y es normal que se agobie, que lo pase mal. Pero en pocos meses es posible que notes una gran mejoría, le veas más contento. Como profesional de la educación y conociendo muchos casos como el de tu hijo, estoy haciendo lo que creo que es más conveniente para él. Si me das tu confianza todos nos vamos a sentir bien”.
  • “¡Esa profesora sabe comunicar bien!” -le digo a Concha-. “¿Y qué le dijiste?, ¿qué hiciste?” – le pregunto.
  • “Pues hacer lo que me pedía. Depositar toda mi confianza en ella, hablarnos más a menudo, hacer un equipo. Eso ha sido lo mejor para mi hijo y el mayor éxito educativo como madre”- concluye.

Me acerco a Concha. Le doy un par de besos mientras le susurro con cierta emoción y una sonrisa: “Tu relato me ha encantado. Gracias por regalármelo. Es verdad, no ocurrió nada extraordinario. O sí”.

En Gestionando hijos estamos convencidos de lo necesario, pertinente y conveniente que es que madres, padres y profesores hagan Equipo Educativo. Este año hemos convocado, además, los Premios Equipo Educativo para reconocer las mejores prácticas que fomenten la colaboración entre familias y escuela. Las categorías son: colegio/centro educativo, ampa, alumnos, empresa, institución pública, madre/padre y medios de comunicación.

 

 

Spread the love

Sobre el autor

Leo Farache
Leo Farache
Nacido en Madrid, de la añada del 63. Su vida profesional ha estado ligada al mundo de la comunicación, gestión, marketing. Ha dirigido algunas empresas y escrito tres libros (“Los diez pecados capitales del jefe”, “Gestionando adolescentes”, “El arte de comunicar”). Ha ejercido de profesor - “una profesión que nos tenemos que tomar todos más en serio” – en la Universidad Carlos III, UAM y ESAN (Lima) en otras instituciones educativas. Es padre de tres hijos y ha encontrado en la educación su elemento. Fundó en 2014 la empresa Educar es todo desde donde opera la iniciativa Gestionando hijos que tiene como objetivo ofrecer ideas e inspiración educativa a madres y padres que quieren saber más para educar mejor.